¿NECESITAS AYUDA? 986 164 789 || ESCRÍBENOS UN EMAIL hola@plagoo.es

La legionella, un enemigo a combatir

 En 2015 la ciudad de New York fue noticia a nivel mundial por un brote infeccioso que provocó la muerte de decenas de personas. El origen, las torres de refrigeración de varios edificios en el sur del barrio del Bronx; la causante, la bacteria legionella.

¿Qué es la bacteria legionella?

La legionella, legionelosis o enfermedad del legionario es una infección pulmonar potencialmente mortal que está causada por la bacteria legionella, presente comúnmente en ríos o lagos, que llega a los humanos a través del sistema de abastecimiento de agua potable de las ciudades. Por ello, los más importantes lugares de contagio son los edificios, los hoteles, hospital con humidificadores, aires acondicionados, torres de refrigeración o cualquier reserva de agua.

¿Cómo se transmite?

La legionella no se transmite como otras enfermedades de persona a persona. La transmisión se produce, sin embargo, por la inhalación de aerosoles (pequeñas gotas de agua que se evaporan muy rápidamente) de un sistema de agua contaminada.

¿Quiénes tienen mayor afectación y qué síntomas tiene la legionella?

Entre los colectivos más vulnerables a la llamada legionella o enfermedad del legionario están los mayores de 50 años, los fumadores presentes o pasados, personas con enfermedades pulmonares graves, personas con un sistema inmunitario débil a causa de enfermedades como el cáncer o la insuficiencia renal, o pacientes que estén tomando medicamentos inmunosupresores (medicamentos que merman nuestras defensas).

Plagoo legionella

Los síntomas que experimentan los infectados son muy similares a la neumonía, por lo que puede tener difícil diagnóstico en un principio. Los primeros indicios incluyen tos, dificultad para respirar, fiebre o dolores de cabeza. Estos síntomas suelen empezar 2 o 10 días después de estar expuesto a la bacteria. Infecciones y exposiciones que en los casos más severos pueden llevar a graves insuficiencias respiratorias o incluso a la muerte como aconteció en 2015 en Nueva York.

¿Cómo actúa Plagoo para eliminar y controlar la legionella?

En primer lugar, técnicos de Plagoo harían un estudio y evaluación personalizado de sus instalaciones con el objetivo de implantar un plan de prevención y control de legionella. Este estudio incluirá la recogida de muestras y su análisis en laboratorio para cerciorarnos de la ausencia de bacterias de legionella en el agua.

Realizada la evaluación nuestros profesionales actuarían sobre las instalaciones de riesgo, aplicando los tratamientos físico-químicos de limpieza y desinfección más eficaces. Así mismo en Plagoo también nos encargamos del mantenimiento preventivo de los equipos en los que pueda proliferar la legionella, como podría ser la torre de refrigeración de una edificación.

Otra de las opciones que proponemos desde nuestra empresa de control de plagas y desinfección es la instalación de
sistemas de purga y dosificación automática que promueven la renovación de agua, evitando y minimizando la formación de legionella en aguas estancadas.

Y por supuesto, y como en el resto de nuestros servicios, Plagoo realizará un seguimiento personalizado una vez
realizado el tratamiento
de control y erradicación de la bacteria. Si quieres conocer más acerca de cómo funcionan nuestros servicios de desinfección y limpieza contacta con nosotros en el +34 986 164 789.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLÁMANOS AL 986 164 789

Y relájate, que nosotros nos ocupamos.
Open chat
💬 Te ayudamos?