¿NECESITAS AYUDA? 986 164 789 || ESCRÍBENOS UN EMAIL hola@plagoo.es
Prevenir legionella

Consejos para prevenir una infección por legionella

En el 2020 la importancia de una higiene y una desinfección adecuada ha estado en la boca de todos debido a la crisis sanitaria y, consecuencia de la aparición del coronavirus.

Y aunque los virus y las bacterias siempre han estado ahí, la pandemia ha resaltado la importancia de su control mediante medidas de higiene y desinfección. 

Una de las bacterias que más muertes e intoxicaciones causan cada año en el mundo es la bacteria legionella. Por eso es importante su control en instalaciones con exposición o riesgo a terceros como en sectores como el alimentario, el sanitario, el industrial o el del turismo.

¿Cómo podemos prevenir la aparición de la legionella?

En primer lugar, hagamos un breve repaso de qué es la legionella. La legionella es una bacteria que se halla normalmente en ambientes y elementos con mucha humedad como, por ejemplo, las torres de enfriamiento de una nave, las bañeras de hidromasaje en un hotel, fuentes decorativas con aguas estancadas, los tanques acumulación de agua caliente, torres de refrigeración, condensadores evaporativos,  o los sistemas de distribucción. Si no se controla convenientemente puede convertirse en un auténtico problema de salud pública cuando se propaga y llega a sistemas de agua potable de hogares y empresas.

Por lo tanto, cómo podemos prevenir su aparición. Aquí te damos algunos consejos:

  • Almacena el agua caliente a 60 grados centígrados o más. La bacteria legionella no puede sobrevivir a temperaturas superiores a esos 60 grados, por lo que conviene asegurarse que nuestro sistema de agua caliente mantiene el agua a una temperatura superior. 
  • No apagues el sistema de agua caliente para ahorrar. Apagar los calentadores puede desde luego ahorrar energía, pero también aumentará la probabilidad de un brote de legionella en el agua que queda estancada y a una temperatura ambiente. Mantén limpias las fuentes externas de agua. Para ello, es conveniente mantener en buen estado las instalaciones de agua potable y evitar el estancamiento de agua. Las aguas estancadas son el lugar propicio para la aparición de esta bacteria. 
  • Asegurar la limpieza e higiene de zonas húmedas como baños, sistemas de caldera o de refrigeración. Para esa limpieza, especialmente en pequeñas o grandes instalaciones, va a ser necesario la intervención de profesionales especializados.

¿Cómo te podemos ayudar a prevenir y erradicar un brote de legionella?

En primer lugar, nuestros técnicos de Plagoo harán un estudio y evaluación de riesgo personalizado de sus instalaciones con el objetivo de implantar un plan de prevención y control de legionella. Este estudio incluirá la recogida de muestras y su análisis en laboratorio para cerciorarnos de la ausencia de bacterias de legionella en el agua.

Realizada la evaluación, nuestros profesionales actuarían sobre las instalaciones de riesgo, aplicando los tratamientos físico-químicos de limpieza y desinfección más eficaces. Así mismo, en Plagoo también nos encargamos del mantenimiento preventivo de las instalaciones y equipos en los que pueda proliferar la legionella, como podría ser la torre de refrigeración de una edificación.

Otra de las opciones que proponemos es la instalación de sistemas de purga y dosificación y recirculación automática que promueven la renovación de agua, evitando y minimizando la formación de legionella en aguas estancadas.

Y por supuesto, como en el resto de nuestros servicios, desde Plagoo realizamos un seguimiento personalizado una vez realizado el tratamiento de control y erradicación de la bacteria. 

Si quieres conocer más acerca de cómo funcionan nuestros servicios de desinfección y limpieza contacta con nosotros en el +34 986 164 789.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLÁMANOS AL 986 164 789

Y relájate, que nosotros nos ocupamos.